Vigilancia real, identificación de sospechosos y efecto disuasorio: las tres claves de un buen sistema de cámaras en tu comunidad

fotoVideoVigilancia

El pasado 8 de julio, la Policía Nacional detenía a tres hombres acusados de los presuntos delitos de robo violento en casa habitada y de estafa por retirar el dinero de un cajero usando la tarjeta de una de las víctimas. El suceso tuvo lugar cuatro meses antes en una vivienda de la localidad madrileña de Alcobendas.

Para identificar a los sospechosos, la Policía Nacional se sirvió en este caso de las declaraciones de las tres víctimas, así como de rastrear la venta de los teléfonos móviles que se llevaron de la vivienda, a la que accedieron por la puerta principal. Los tres detenidos, de diversas nacionalidades, presentaban un extenso perfil de delitos similares en domicilios madrileños y cuentan con antecedentes.

En situaciones como éstas en las que personas con el objetivo de robar o causar desperfectos en nuestra propiedad (o en las zonas comunes de una comunidad de vecinos) acceden a ella, resultan especialmente útiles los sistemas de videovigilancia. Además de servir como prueba en caso de que el delito cometido haya quedado registrado en las grabaciones de las mismas, también sirven para identificar con mayor rapidez a los sospechosos por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero no solo eso: el efecto disuasorio que las cámaras tienen en los ladrones evita por sí mismo muchos sucesos. Una gestión adecuada de las rondas diarias de videovigilancia hace el resto, pues en muchas ocasiones se descubre a los sospechosos durante estas rondas, antes incluso de que hayan llegado a cometer el delito.

Una instalación homologada de cámaras de videovigilancia y acorde con la LOPD nos evitará muchos quebraderos de cabeza en nuestra comunidad de vecinos (y vivienda particular) porque:

  • Sus imágenes, protegidas por la LOPD, tendrán validez ante el juez gracias a que la empresa instaladora las extraerá, custodiará y entregará a las Fuerzas de Seguridad siempre ajustándose a la legislación vigente.
  • Nos permitirán tener “ojos” constantemente en aquellas zonas de la comunidad que resultan especialmente vulnerables (pasillos, trasteros, garajes…) y estar seguros de que, si accede a ellas alguien ajeno a la finca, lo vamos a saber.
  • Nos ayudarán a ganar en calidad de vida en materia de seguridad. Una empresa de seguridad verificada, realiza varias rondas diarias de vigilancia que nos ayudan a estar protegidos y, sobre todo, más tranquilos. En nuestro caso, realizamos ocho rondas diarias de vigilancia reales por comunidad.

Un buen sistema de cámaras de videovigilancia hubiera resultado, sin duda, muy útil durante el suceso ocurrido en Alcobendas en febrero y cuyas primeras detenciones se han practicado ahora en julio. En otras ocasiones leemos en la prensa noticias que señalan al sistema de videovigilancia como de gran ayuda en la identificación e incluso detención de sospechosos, que son cogidos gracias a las rondas de videovigilancia, como se suele decir, “con las manos en la masa”. Especialmente en verano que los edificios de viviendas se quedan más vacíos a causa de las vacaciones, contar con un buen sistema de cámaras instaladas por una empresa integral convalidada en seguridad y con Central Receptora de Alarmas propia, es fundamental para abandonar tranquilos el bloque de cara al merecido descanso.

Si aún no dispones de sistemas de seguridad en tu comunidad y albergas alguna duda sobre si resultarían efectivos, piensa que con gestos sencillos como la contratación de videovigilancia o un buen sistema de control de accesos contribuirás a disminuir las posibilidades de que entren en tu bloque en cualquier época del año, también en vacaciones. Pero, eso sí: elige siempre a una empresa homologada en seguridad.

En ESV damos este servicio integral para comunidades de vecinos con nuestro producto ESVisión de Vigilancia Inteligente para Comunidades de Propietarios. Si estás en el proceso de toma de decisión acerca de si vas a contratar seguridad para tu comunidad de vecinos, pregúntanos. Resolveremos tus dudas y te daremos soluciones específicas para tus demandas. Porque en ESV, tu tranquilidad es nuestro compromiso.