¿Conoces los tipos de robo más comunes que puede sufrir tu comunidad?

¿Quieres más información? Nos ponemos en contacto contigo


Ponte al día y protégete de los robos frecuentes
robando-casa-ganzuado-tecnicas-robo-protege-tu-comunidad-con-esvision

Según los datos recogidos en los informes policiales, las dos técnicas de robo más comunes que los ladrones usan en Madrid para entrar en las viviendas de sus víctimas son el bumping y el impresioning. ¿No sabes en qué consisten? Conocer la forma de robar que tienen los cacos puede ayudarte a protegerte, así como disponer en tu comunidad de un plan de seguridad personalizado con una Empresa de Seguridad. Hoy te enseñamos a identificar las principales técnicas de robo, para que pongas tu comunidad a salvo.

  • Resbalón: ¿Te has dejado las llaves dentro de casa y has intentado abrir la puerta usando una tarjeta de crédito o el carné de la biblioteca? A esta técnica de robo, muy habitual, rápida y efectiva en cuanto se le coge el truco, se la conoce como técnica del resbalón. Sólo funciona en el caso de que la puerta no haya sido cerrada con llave, así que ya sabes: toma la precaución de hacerlo siempre.
  • Ganzuado: aunque abrir puertas con ganzúas se ha hecho siempre, lo cierto es que esta técnica no ha pasado de moda. Al contrario: se ha ido perfeccionando. Ahora, además de la típica ganzúa también se sirven de llaves maestras de cerrajero, herramientas que logran alinear los pestillos y abrir puertas sin dañar la cerradura ni dejar rastro alguno. Esta técnica permite abrir la puerta incluso con la llave echada o con las llaves propias puestas por dentro. Un cerrojo ayudaría a protegerse mejor de ella.
  • Bumping: es una de las técnicas más utilizadas actualmente y que consiste en hacer saltar el bombín de la cerradura. Para conseguirlo, los ladrones introducen una lámina fina de metal o incluso una de las llamadas “llaves maestras” y le asestan un pequeño golpe, de manera que salten los cilindros del bombín de la cerradura, ésta quede inutilizada y la puerta se abra. Si estás dentro de casa, procura que además de cerradura haya un cerrojo o pestillo. Lo tendrán más difícil para acceder a tu vivienda.
  • Impresioning: el “exótico” nombre de esta técnica, también muy utilizada, viene de las “herramientas” que los cacos usan para acceder a casas ajenas con la intención de llevarse lo que no es suyo. En este caso, lo que hacen es introducir por el ojo de la cerradura una fina lámina de aluminio en la que quedan impresas las muescas de la misma. A partir de esta lámina, pueden obtener una copia de la llave y entrar en tu casa… como si fuera la suya. Cuidado con ellos.
  • Taladro silencioso: consiste en hacer un agujero en la cerradura, con una broca muy fina, de modo que no se haga ruido que alerte a los vecinos. Por el agujero, los ladrones introducen un alambre con el que hacen girar el pomo de la puerta. Este tipo es menos común, pero también aparece con cierta frecuencia en los informes policiales.
  • Imán de neodimio: ¿Echas la llave cuando estás dentro de casa o cuando te vas a dormir, y la dejas puesta en la cerradura? Con la técnica del imán de neodimio, hacer esto puede costarte un disgusto. Este tipo de imán es tan potente que es capaz de hacer girar la llave dentro de la cerradura sin que te enteres. No la dejes puesta, por si acaso.
  • Marca previa: ¿Alguna vez te ha pasado que has abierto la puerta de casa y se te ha caído encima un fragmento de plástico que no sabes de dónde ha salido? Puede que tu vivienda estuviera siendo vigilada por avezados ladrones que usan la técnica de la marca previa para saber si está habitada o no. Lo que hacen es colocar un trozo de plástico en la parte superior del marco de la puerta, poco llamativo e invisible para los vecinos, y esperar. Si no se mueve en varios días, dan la vivienda por deshabitada y entran. Presta atención al marco de tu puerta para saber si están merodeando por tu casa. Lee más acerca de: marcas en los buzones para robar

La forma más efectiva de evitar cualquiera de estos tipos de robo en nuestro edificio de viviendas es instalar un buen sistema de videovigilancia, controlado por una empresa con Central Receptora de Alarmas propia y que lleve a cabo varias rondas de vigilancia al día. Si además sumamos un sistema de control de accesos mediante tarjeta, minimizaremos la entrada de personas ajenas al bloque.

Junto con la instalación de cámaras de seguridad, también es buena idea tomar una serie de sencillas precauciones que nos ayuden a estar más seguros en casa. Echar siempre la llave (estemos o no dentro de nuestra vivienda), poner cerrojos en nuestras puertas y correrlos cuando estemos dentro de casa, sea la hora del día que sea, evitar dar pistas de cuándo entramos o salimos (sobre todo si siempre hacemos la misma rutina) y vigilar que dejamos cerradas las ventanas cuando salimos de casa son gestos que no cuesta trabajo hacer y que nos ayudan a mantener nuestra vivienda a salvo.

Y para que la seguridad sea completa, asegúrate de que tu comunidad haya optado por un plan personalizado de seguridad. En ESVision Seguridad ponemos a disposición de tu edificio nuestro producto estrella para comunidades: ESVisión, un completo sistema de Vigilancia Inteligente para Comunidades de Propietarios ¡Consúltanos!

Recuerda que en ESV, tu tranquilidad es nuestro compromiso.