¿Problemas de robo de correo en tu bloque?

¿Quieres más información? Nos ponemos en contacto contigo


Soluciónalo instalando videovigilancia

buzones-robo-correspondencia-solucion-poner-camaras-esvision

Es el pan nuestro de cada día en muchos bloques de viviendas. Bajas al buzón a por tu correspondencia y te falta el periódico. O la revista a la que estás suscrito. O incluso te encuentras con alguna de tus cartas abierta y tirada por el suelo (o en la papelera). ¿Reconoces esta situación?

La viven miles de personas a diario en nuestro país y constituye uno de los principales motivos de consulta en los bufetes de abogados. “¿Es delito abrir o sustraer la correspondencia ajena?” es la pregunta más común. La Ley dice que sí, pero lo que no define es cómo proteger de manera efectiva nuestra correspondencia cuando estamos pagando por un periódico que no leemos o se “pierden” los avisos de llegada de paquetería que estamos esperando.

Y es que, a pesar de que el artículo 197 del Código Penal establezca multas de 12 a 24 meses y penas de prisión de 1 a 4 años a quien “para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales”, lo cierto es que por encima del delito prima la presunción de inocencia. Eso quiere decir que el denunciante debe aportar, en su caso, las pruebas concluyentes que demuestren que efectivamente está sufriendo el robo de sus cartas (y que identifiquen a la persona o personas que llevan a cabo las sustracciones, en caso de que la denuncia sea contra alguien en concreto).

Así las cosas, ¿cómo podemos preservar nuestra correspondencia? La instalación de videovigilancia en la comunidad es la mejor solución. No tenerla contribuye a perpetuar el problema. “Durante un año entero me desaparecía el periódico del buzón” explica Mª Carmen. “Al principio no era todos los días, solo algunos. Por eso pensaba que el problema lo tenía la distribuidora o Correos, que no me lo dejaba cuando debía”. Sin embargo, tras varias llamadas al periódico y a la propia Correos, Mª Carmen se encontró con la evidencia: “Eran mis vecinos quienes me lo quitaban. A veces me lo encontraba abierto, como si lo hubieran leído. Otras, directamente, no estaba. Decidí dar de baja mi suscripción. De todos modos, la mayoría de los días tenía que leerlo en el bar o volver a comprarlo” declara.

A Jesús lo que le quitaban “eran las cartas del banco. Nunca he entendido por qué a mis vecinos les interesaba tanto mi situación financiera. Trabajaba como repartidor de pizzas, imagínate lo que cobraba y lo que debía haber en mi cuenta. Pero me desaparecían las cartas del banco. Hablando con otros vecinos me enteré de que a muchos les pasaba lo mismo”. En su bloque “no había cámaras. Hicimos lo posible para que se instalaran, pero la mayoría de los afectados éramos alquilados y no teníamos nada que decir en las juntas de vecinos”. No se instalaron y los problemas con la correspondencia continuaron. “Me acabé mudando, por más cuestiones pero también por ésta. Ahora vivo en un edificio con videovigilancia y me llegan todas las cartas. Incluso las de facturas que no quiero ver” bromea.

Tanto Mª Carmen como Jesús comentan que pensaron en denunciar los robos pero “como no tenía pruebas… ¿a quién denuncias?” se pregunta ella. “En mi caso, insistimos muchas veces en pedir cámaras en el edificio, porque era la manera de saber qué estaba pasando. Pero al no ponerlas, teníamos las manos atadas” añade Jesús.

Su percepción de la situación es la correcta. La solución óptima para problemas de desaparición de correspondencia en una comunidad de vecinos es la instalación de cámaras exteriores en zonas comunes del edificio como el portal en el que se encuentren instalados los buzones, pasillos, garajes, trasteros o la entrada. De este modo, las grabaciones servirán como prueba en caso de denuncia por parte de los afectados. Las cámaras, además de tener efecto disuasorio, suponen también una garantía adicional para el afectado por los robos, ya que el vecino o vecinos que se queden con su correspondencia no podrán querellarse contra él por calumnias. Habrá pruebas que confirmen la versión del denunciante.

En ESVision Seguridad solucionamos este problema de convivencia con nuestro producto estrella para comunidades: ESVisión, un completo sistema de Vigilancia Inteligente para Comunidades de Propietarios. Consúltanos. Resolveremos todas tus dudas y elaboraremos soluciones específicas para las demandas de tu comunidad.