¿Cómo actuar si te roban en casa y estás dentro?

¿Quieres más información? Nos ponemos en contacto contigo


*Solo para información sobre nuestros productos. Las solicitudes de empleo se atenderán exclusivamente a través de correo electrónico.

Es inevitable despertarse una mañana y no toparse con titulares del tipo Herida leve tras forcejear con los ladrones en su vivienda de El Casar. Al leer esto, la mayoría de personas piensa: ¿cómo se le puede pasar por la cabeza a alguien poner resistencia en una situación así?

La verdad es que nunca se sabe cuál será la reacción de uno mismo ante tal circunstancia. El miedo te puede provocar un ataque de ansiedad o de pánico, y es este miedo el que te atrapa y te lleva a tomar decisiones impulsivas como la que tuvo la mujer del titular en Guadalajara.

Está claro que aquí la frase: es mejor prevenir que curar nos viene bien para intentar explicarte la importancia de contar con un sistema de seguridad como los que te ofrecemos en ESVision , no solo en tu casa, sino también en toda la comunidad de vecinos.

robo en casa

Pero, si da la remota casualidad de que acabas de tomar la decisión de contratar un sistema de seguridad y antes de instalarlo alguien entra en tu casa estando tú dentro, esto es lo que podrías hacer:

  1. Lo primero y más importante, mantén la calma. La teoría es fácil, el problema es la práctica, ¿verdad? Debes estar en silencio y no hablar si no es absolutamente necesario.
  2. ¿Tienes una habitación con pestillo? Intenta llegar a ella. Si consigues entrar en esta estancia, apaga las luces y sigue en silencio en todo momento.
  3. Si no eres cinturón negro, no te enfrentes a él. Sabemos que la rabia invade tu cuerpo, pero piensa que probablemente su objetivo coger las cosas de valor e irse.
  4. ¿Tienes el móvil en la mano? Aprovéchalo. Lo del ladrón que mira el teléfono para comprobar si has llamado a la policía solo pasa en las películas. Eso sí, procura llamar si aún no te ha visto y ponlo en silencio enseguida.
  5. Si hay un cara a cara, respira. Lo peor que puedes hacer es ponerte a gritar, así que cuenta hasta tres y suelta el aire. Nunca sabes si el individuo va armado.
  6. Si te pregunta por el dinero o las joyas, no le mientas. En este caso, comunícate con el ladrón, pero siempre de la forma más calmada posible.

Por último, si has tenido ocasión de ver al ladrón, recuerda todos los detalles para que en el momento en el que aparezca la policía puedas darles una descripción.